Novedades

PEPA EN EL PGA TOUR



Esta semana se juega el primer torneo por parejas en el PGA Tour. El mismo se desarrolla en New Orleans, Lousiana y se juega en el mismo formato que la Copa del Mundo desde el año pasado donde los ganadores fueron Jonas Blixt y Cameron Smith en 3 hoyos de desempate al día siguiente sobre Kevin Kisner Y Scott Brown. Este año el tour decidió cambiar cuando juegan cada formato y alternaron de manera tal que el domingo se jugara foursome (un tiro cada uno) haciendo el final más complicado para lidiar con la presión. 

El estado de Lousiana como muchos del sur de USA es un estado pobre, cuando uno baja en el avión no parece que estuviera en una ciudad americana. New Orleans es colonia francesa que ha sido golpeada en varias ocasiones por temporales y se caracteriza por situarse por debajo del nivel del mar. Es conocida por su comida de mar y por un lugar turístico muy atractivo para turistas que quieren un buen lugar para salir de fiesta o pasar el spring break. Muy conocido por las BEADS (collares de perlas). Hay una calle muy famosa en la ciudad que se llama BOURBON Street donde toda la gente pasea de noche. Nosotros (grupo de latinos) pasamos 3 veces por el restaurant DRAGOS y probamos las mejores ostras que comí en mi vida


Zurich es el sponsor del torneo hace más de 3 años y renovó por 5 más su contrato con el PGA tour. Tuvieron una gran idea con el cambio de formato y atrae a varios jugadores tops. Las parejas las deciden los jugadores y son ellos quienes eligen con quien jugar. Zurich tiene un grupo de jugadores a quienes sponsor y parte de ese contrato es que jueguen este torneo. El último en agregarse a la lista fue Sergio García que al igual que Jon Rahm, Jason Day, Tommy Fleetwood estarán presentes en el TPC de Lousiana.


Nosotros (Scott Piercy) veníamos de dos semanas de pegar bien pero muy mal juego sobre el Green y ese mismo lunes empezamos a trabajar con un profesor de putter que nos pudiera poner en línea y guiarnos sobre los cambios a hacer y cómo llevarlos a cabo. Scott Piercy formo pareja con Billy Horshel por su relación de amistad lo cual hace que el trabajo en el campo pueda ser más fluido. Horshel es embajador Zurich también y tuvo un muy mal comienzo de año, pero venia de 2 top20 previos a esta semana y había ganado aquí en 2013.

Martes por la tarde recibimos los horarios de salida y nos tocó con la pareja española de Garcia Y Cabrera Bello. Jueves por la mañana amaneció diluviando y frio en New Orleans, nuestro horario de salida era 8.05 y por suerte se jugaba mejor pelota. Nuestro primer hoyo (hoyo 10) par 4 de 410 yardas hizo que estos jugadores pegaran Driver y hierro 7 para llegar, así se dan cuenta de la magnitud del viento frio y lluvia que había. Este clima duro una hora y media y los que salieron a primer horario (715) entre ellos Romero y Gomez fueron los más afectados porque luego el día cambio y estuvo soleado y calmo. Nuestro equipo no jugo del todo bien, pero pudo hacer 65 (-7) a 5 de la punta de Reavie y Glover

Viernes era el día del corte y de los 80 equipos que jugaban solo 35 pasaban al fin de semana. Nuestro equipo arranco con todo, birdie al 1 y 2 pero un mal tiro de salida en el 3 de Horshel y 4 putts significaron 2 doble bogeys seguidos y ahora a pelear para pasar el corte. Esos dos hoyos los golpeo, pero pelearon todo el día. No fue lindo, pero metieron algunos putts que les permitió seguir en pelea y un gran chip in de atrás del Green en el 17 de Piercy les aseguro jugar al día siguiente. Vuelta de 73 (+1) y a 7 de la punta que ahora era de Kim y Putnam. Algunos equipos destacados como el de Rahm, Thomas, Garcia y Spieth se quedaban afuera lo que demostraba la dificultad del formato. Nuestros representantes latinos de Grillo, Romero, Gomez, Ancer y Diaz tampoco tuvieron una buena semana. Viernes a la noche, salimos a comer algunos argentinos y les aseguro que en mi cabeza estaba pelear para sacar un top10

Llegaba el fin de semana, el torneo implementaba algo nuevo que era el WALK UP SONG.  Los equipos que pasaban el corte elegían una canción para presentarse antes de pegar en el tee de 1 el sábado. 

El sábado se jugó fourball (mejor pelota) y Billy Horshel salió con todo pegando muy buenos golpes y muy motivado. MI jugador pego un par de golpes flojos pero la energía de Horshel lo mantuvo en pie. Buen comienzo y birdie 7,8 y 9 para 30 de ida. Birdie el 11, 13 de Horshel y en el 15 (par 4 más difícil de la cancha) Piercy de 191 la deja a un metro y ahí se encendió algo. 9 menos para el día y Piercy termino birdie, par birdie embocando un putt de 2 metros al 18 y firmando tarjeta de 61.  Los dos jugadores se complementaron muy bien y solo en 1 hoyo en todo el día hicieron birdie los dos jugadores. Los líderes empezaron el día en 13, nosotros llegamos a 17 que no iba a tomar la punta, pero se iba acercar. El dúo de Kisner y Brown la tomaban en 20 bajo par y buscando revancha del año pasado.


Y ahora, sábado a la noche me fui a dormir y sabía que podía haber una chance y más con el formato que nos tocaba al día siguiente que era muy difícil jugar con presión. El domingo nos tocaba jugar con el equipo de Perez y Dufner lo cual era bueno porque sabíamos iban a dar pelea. Los primeros hoyos iban a marcar todo para ambos equipos, había que hacer bajo par de ida y llegar con chance faltando 9 hoyos. Los dos equipos comenzaron birdie, birdie y metieron un gran putt para par en el hoyo 3. Lo particular de esto es que los mismos jugadores embocaron los putts en los 3 hoyos (Horshel y Dufner). Seguimos jugando bien y en control y no fue hasta el hoyo 9 que después del birdie del 7 miré el leaderboard y me di cuenta que nos habíamos puesto a 1 de la punta faltando 9 hoyos por jugar.

Los jugadores saben que vienen jugando bien y por más que no vean el tablero tienen una buena idea donde están parados porque el público siguiéndolos empieza a aumentar y ahora hay cámaras filmándolos en el fairway en todos los tiros y gente preguntándole a los caddies con que palo pegaron parta informar a los comentaristas. Horshel apretó el acelerador y dejo la pelota dada en el 10 y en el 11 para llegar a 22 bajo par y tomar la punta en soledad. El equipo de Perez y Dufner no aflojaba y había igualado todos los birdies nuestros salvo el del hoyo 10. En ese momento supe que si le ganábamos a este equipo el torneo era nuestro. Ellos no iban a aflojar y los dos equipos se alimentaban entre sí.

Cuando uno va ganar algo pasa que te dice que es el día y todo empezó en el hoyo 15, que jugaba muy difícil porque estaba viento en contra y una bandera corta que era la más difícil del Green. Piercy fallo el segundo tiro a la derecha a la altura de la bandera y la pelota quedo con un frente muy alto y una vez que tocaba el Green era todo en bajada. Horshel pego un putt increíble que quedo a un metro y nos fuimos con el par (eso fue especial para mantener la punta). En el hoyo 17, par 3 con agua a la izquierda errábamos el Green y nosotros chipeabamos a 2 metros. Hay jugadores que viven por ponerse en posición de ganar y otros que le huyen sucumben ante ella. Billy Horshel nació para definir torneos. Parecía ese jugador de futbol que quiere patear el ultimo penal o la última jugada. El dialogo propio y la forma que se paró, golpeo ese putt y la fue a buscar al hoyo no se ve mucho (solo un par como Spieth, Day, Woods y unos pocos) tienen esa determinación y capacidad de manejar esa situación. Llegábamos al último con uno de ventaja y el ganador no iba a salir de este grupo que era el ante penúltimo pero los demás ya habían caído. Mal drive de salida, Horshel a buena, tercero de 194 al hoyo con una bandera larga que habíamos visto no se podía pasar. Muy buen trabajo en conjunto con el caddie de Horshel vale de destacar. Todo lo que teníamos que hacer era pasar el bunker del frente para hacer par. Piercy pego un gran tercer tiro que termino a 10 metros del hoyo, pero no estaba todo terminado. Perez en 2 con una sacada larga que la dejaba a 6 metros y Dufner no podía concretar, el resto ya lo saben………………………………

Victoria en el PGA Tour, que les puedo decir una alegría inmensa en lo profesional y personal.  Todas las semanas, uno está rodeado de los mejores jugadores y coaches del mundo. El PGA tour hoy es un tour mundial y cada vez es más difícil ganar. Acá se aprende todos los días y me permite ser mejor profesor y llevar más y mejor información a nuestra Academia. En lo personal mi segunda victoria en el PGA Tour y la primera con un jugador americano, esperemos no la última………………






Dejanos tu comentario

 

Comentarios

partners